Experimentos sociológicos cjs

Algo un poco mejor que lo malo, pero nada es tan así, no es para ilusionarse.

100% Política Argentina

Insisto con escribir bonito, el problema es que para ello debería escribir sobre cosas bonitas y sabemos bien que hasta la flor más preciosa, el pez más esplendoroso o el mamífero más atractivo suelen traer consigo algún aguijón, espina o ponzoña que nos impide disfrutarlos en su totalidad.
Así encontré Argentina, un lugar donde la belleza debe encontrarse esquivando los desperfectos.
La reactivación sin duda existe, a ojos vista está en cada negocio nuevo, en cada plaza restaurada o en cada restaurante lleno de comensales.
Pero la pobreza continua, y dura, y fuerte, y manipulada. La inseguridad reina en las calles, incrementada ahora por el “Paco”, una droga fabricada con los desechos de la pasta base de cocaína y químicos varios y que, por dos pesos la dosis (u$ 0.70), permite un vuelo intenso, de reacción veloz y un efecto de pocos minutos. Esta “droga de los pobres” es muy adictiva y desgasta el cerebro y los pulmones de forma irreparable a los pocos meses de uso.
Es posible que no haya cambiado demasiado todo y que sea yo el que hubiera mutado mis impresiones; pero me encontré con un país carente de reglas de urbanidad. Manejar por sus calles suele ser una aventura repleta de bocinazos, puteadas, frenadas violentas y elementos agresivos; estacionar en lugares prohibidos es una práctica sin consecuencias al igual que fumar en lugares vedados o dejar cagar al perro en la vereda. Los comerciantes argentinos son avaros, prefieren perder una venta que realizar un descuento; el dólar se convierte a 3 pesos robando los 10 centavos de diferencia, los restoranes jamás sirven un vaso de agua por más que uno pague una fortuna por un plato de ravioles, los redondeos son siempre en contra del cliente y los horarios son maleables tanto en los compromisos como en los programas de TV. Eso sí, esas actitudes son a la vez de gente agradable, simpática y que te ayudaría a empujar el auto hasta la estación de servicio más cercana.
Por otro carril anda la política, tenemos un presidente encandilado de poder, impulsivo, mal perdedor y desobediente de las reglas democráticas básicas. Pero, a pesar de sus defectos de urbanidad, ha conseguido una estabilidad institucional impensada para alguien que solo obtuvo el 21% de los votos. A fuerza del mucho dinero que ingresa a las arcas, ha podido alinear tras de sí al poder político y económico del país. Aparentemente las reglas nuevas son más justas, aunque de puertas adentro es muy difícil saber como son en realidad. Junto a su nueva política vemos alineados antiguos elementos detestables, gremialistas corruptos y personajes opositores que, a cambio de vaya a saber qué, apoyan a ojos cerrados al presidente.
A pesar de no dar Kirchner jamás conferencias de prensa, sus discursos suelen estar cargados de violencia, su necesidad es siempre tener en el horizonte un nuevo enemigo a quien atacar. Tiempo atrás fue el sector agropecuario, suspendiendo las exportaciones de carne por varios meses y acusándolos de terratenientes-latifundistas, luego los supermercadistas, los propietarios de viviendas de alquiler y cualquiera que presente un programa diferente al establecido por el ejecutivo. Esta actitud de choque constante genera odios y simpatías en partes similares y el presidente y su séquito aprovechan cada situación de la mejor manera.
A pesar de mis fuertes discrepancias en la forma autoritaria en la que gobierna, creo suponer que no había otra forma de encarar los cambios. La política argentina se ha empeñado en voltear a todos aquellos que presenten flancos débiles, eso Kirchner lo sabía, y sabía que se tenía que enfrentar a fuerzas muy superiores a las que estaba acostumbrado. Entonces eligió su caballito de batalla, no por convicción sino por conveniencia, los derechos humanos y los crímenes de la última dictadura militar (1976-1983). Para ello su discurso debía virar hacia la izquierda, comportamiento que nunca había tenido; ni en su trabajo de liquidador de inmuebles de deudores incobrables, ni en sus gobiernos en la provincia de Santa Cruz, donde había mucho dinero y poca gente.
De esa manera vivió dos años de bonanza en los cuales lo acompañaron los precios internacionales de productos exportables y por ende la reactivación de la producción; el acompañamiento de Organizaciones que luego de veinte años eran por fin escuchadas, e intelectuales, músicos y artistas respetados.
Pero la gente se ha comenzado a dar cuenta que los discursos suelen ser vacíos y que con golpes mediáticos no se muestra lo que en realidad pasa en el país.
Todos los gobernantes suelen tener un monje negro, una mano derecha encargada de manejar situaciones comprometidas, ¿cuál es el de Kirchner? El más oscuro de sus personajes, a mi entender, es el ministro de planificación federal, inversión pública y servicios, arquitecto Julio De Vido. Este hombre está a cargo de todas las obras públicas del país y cuenta con el mayor presupuesto para realizarlas. Pero, al igual que en la mayoría de los organismos, la transparencia no es su fuerte y nunca se sabrá fehacientemente en que fue invertido el dinero. Obras hay muchas a lo largo y ancho del país y me parece fabuloso que se reacondicionen rutas, se fabriquen casas, puentes, puertos, etc.; lo necesario sería clarificar el manejo del mayor presupuesto del país. No es casualidad, hasta en los municipios más pequeños, el jefe de las obras públicas suele ser el personaje más oscuro y peligroso.
He hablado de la intolerancia hacia las críticas al gobierno, esta se extiende desde el presidente en una línea vertical hacia sus colaboradores y ministros. Por ende la prensa ha sufrido las consecuencias del mal trato de la forma más simple, la publicidad oficial. De esa manera diarios, radios y emisoras de TV, ven coartada su libertad de expresión a cambio de subsistencia. Fue muy gracioso escuchar programas de radio y TV otrora tendenciosos y derechistas a ultranza, hoy día, suaves y mediocres pero con los bolsillos llenos de dinero proveniente del estado. Un diario de choque como alguna vez fue Página 12, hoy es más de lo mismo que gira por todos lados, y da un poco de pena. Por otro lado, el semanario “Perfil” ha creado un fideicomiso para corregir “la discriminación en la publicidad oficial” tratando de subsistir a pesar de la ausencia de publicidad estatal. Un conocido periodista del diario “La Nación” me comentó días atrás que el gobierno ha comenzado a “llamar por teléfono” a los periodistas opositores, algo in imaginado siquiera en las peores épocas de Menem.
En los 90, un conjunto de rock llamado “Las manos de Filippi” compuso un tema enojadísimo para con el gobierno llamado “Sr Cobranza”, luego fue popularizado por Bersuit Vergarabat. En un tramo de la letra alude a la figura del “perro Santillan” un gremialista y piquetero jujeño que torturó con sus cortes de rutas y marchas al gobierno de Menem, “si no lo pueden bajar lo van a querer comprar…. Eso no importa, porque el perro, va dejando otro perrito que le mete a este sistema el dedito en el cul…”
Teniendo el estado controlada a casi la totalidad de la clase obrera era lógico que el “nuevo perro” surgiera de un estrato económico superior. Así aparece el Ingeniero Juan Carlos Blumberg, cuyo hijo Axel fue secuestrado y asesinado a fines de marzo de 2004. A partir de allí, el ingeniero puso sus energías en endurecer el control policial y las penas. Creó una fundación con el nombre de su hijo y ha impulsado marchas multitudinarias contra la inseguridad. Desde el gobierno y muchos medios es atacado y acusado de fascista, pero una gran masa de clase media le brinda su apoyo y lo acompaña en la cruzada.
Por supuesto que se le han acercado y lo han apoyado muchos personajes de dudosa moralidad, pero así serán siempre las cosas, mientras tanto su poder crece.
Kirchner asegura que la inseguridad no se soluciona con palos, estoy de acuerdo, la solución debe ser la conjugación de mejoras sociales, el respeto por la legalidad y la prevención. Nada de eso ocurre en Argentina, la policía nunca está en los lugares donde debería y carece del respeto de la sociedad. Insisto en que no es necesario mandar palos, las heridas de la brutal represión de la dictadura siguen abiertas y sensibles, pero creo que ya es momento de hacer cumplir las reglas claras.
¿Qué impide a los gobiernos frenar la delincuencia? Los medios económicos están a disposición, pero las políticas se ven frenadas por razones políticas. ¿Qué razones políticas? Deben ser grandes pues los años las vienen demostrando.
Todos los gobiernos necesitan de una masa popular esperanzada que los apoye, este no es la excepción. Los “buenos” políticos juegan con la inocencia de la gente de manera inescrupulosa y este especialmente tiene sujeta junto a la pobreza a una gran cantidad de auto tildados progresistas que se ponen felices con un desagravio hacia un dignatario extranjero.
De esa manera, todos los que critican de cierta manera la escasez de leyes de urbanidad y el respeto por la propiedad privada, son catalogados de “fachos”, cosa que no es cierta desde ningún punto de vista pero, sumada la red propagandística del ejecutivo, no queda otra que tragarse la categorización apresurada e inocente.
De este gobierno festejo la derogación de los indultos pues un presidente no tiene derecho a tirar por la borda el trabajo de los jueces.
Festejo el cambio de política económica hacia adentro, durante décadas comprobamos que la economía mirando hacia fuera solo favorece a los de afuera.
Festejo una Corte Suprema de Justicia más independiente, aunque Kirchner no imaginó que lo sería tanto.
Festejo el control hacia los jueces, aunque en muchos casos toma tintes exagerados.
Festejo la independencia Gobierno-Iglesia, aunque es inocente desestimar el poder de esta.
Festejo, con las reservas antes planteadas, las obras públicas. Aunque no puedo comprender por qué las escuelas públicas siguen sin calefacción.
Festejo el pago adelantado al FMI. Para sacarse presiones de encima.

No me gusta la ausencia del congreso, ni la cantidad de decretos.
No me gusta el acercamiento a Chávez ni a Fidel, aunque a Chávez al menos le sacaron plata.
No me gusta la descortesía del presidente y sus ministros.
No me gusta la demagogia, ni el poder desmedido ni la soberbia. Espero cambios de política, no siempre los mismos métodos.
No me gustan los Fernández ni De Vido ni D’Elia.
No me gusta la política de seguridad o la ausencia de la misma.
No me gusta el manejo político de la SIDE, ni las presiones ni los teléfonos pinchados.
Sigue….

5 comentarios to “100% Política Argentina”

  1. […] 100% Política Argentina […]

  2. alevitali said

    No se si estoy muy de acuerdo con todo lo que decís, pero está muy bien expresado, en especial por el reflejo de la visión de alguien que no está en el día a día aquí (creo que me entenderás). Pero la política en Argentina es así tal cual la describís, y calculo que van a tener que pasar varias generaciones para cambiar. Nuestra prepotencia, visible tal cual la viviste en la caca callejera de los perros, la violencia de los automovilistas y la conducta de los políticos, es la misma de siempre. Sólo que tus ojos, ahora, conocen otra forma de actuar.
    Sigo admirando tus textos. Y este es brillante. Te mando un gran abrazo.

  3. Cruz said

    Alejandro:
    Estas en lo cierto, mi vision debe haber cambiado bastante. Un mes alla no han sido suficientes. Por las dudas me volví.
    Yo no hubiera coincidido conmigo 5 años atrás, pero a mas viejo mas esceptico.
    Te agradezco haber leido todo este escrito y muchas gracias por tus palabras.
    Un abrazo
    Cruz

  4. […] 100% Política Argentina […]

  5. lucasmarioarias said

    ALE:ESTO,Q VOS EESCRIVISTE ME PARESIO
    INTERESANTE;XQ ES LO CORECTO,DE Q HOY BIVIMO CON ESTA POLITICA.DE LOS ARGENTINOS.BESO LUCAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: